Permisos para cultivar Cáñamo industrial en España

Permisos para cultivar Canamo industrial en Espana
5/5 - (35 votos)

Consultar los permisos para cultivar Cáñamo industrial en España son los primeros pasos para cumplir con la ley española. Son muchas las personas interesadas con estos trámites para sembrar la planta de una forma legal y segura.

Su industrialización se debe a la gran cantidad de usos y beneficios que puede aportar para un buen negocio. No obstante, su similitud a la planta de la marihuana es lo que puede contraer diversas dificultades.

Para aquellas personas interesadas en entrar en el gran mercado del Cáñamo se le recomienda leer la siguiente información.

Tabla de Contenidos

    ¿Qué es y cuáles son los permisos para cultivar Cáñamo industrial en España?

    Es  perteneciente al grupo botánico Cannabaceae y es considerada como una de las primeras plantas sembradas en la historia. Su principal característica son sus hojas pecioladas que a simple vista las relaciona con la marihuana.

    Relación con la marihuana

    Su única relación consiste en que pertenecen a la misma especie vegetal, difieren en sus propiedades y aspecto en general. Si bien ambas comparten similitudes físicas, basta con examinarlas para percatarse de las diferencias entre una planta y otra.

    Por otra parte, en sus componentes químicos el cáñamo mantiene concentraciones muy reducidas de THC. El cannabis es una planta rica en cannabinoides y de la que proceden todos sus efectos psicotrópicos.

    Ambas plantas son tratadas para fines muy distintos, además de que requieren condiciones de cultivos totalmente diferentes. El cannabis se utiliza para producir la hierba de marihuana, por lo que su siembra es selectiva de plantas hembras.

    El cáñamo es industrializado a través del cultivo de plantas macho, por lo que no se necesitará que produzcan flores. Además, son cultivadas en condiciones que desarrollen su altura para la formación de tallos gruesos y largos.

    Variedades de cáñamo

    En el mercado se manejan tres grandes variedades de la planta, conocidas como:

    • Cáñamo Industrial: esta posee una cifra de 0,3% en THC, por no que no se considera psicoactiva.
    • Cannabis L: posee un contenido más alto de THC y puede provocar efectos psicoactivos.
    • Cannabis sativa var indica.

    ¿Por qué cultivar cáñamo en España?

    La siembra de las plantas de cáñamo en España se remonta a varios siglos atrás, principalmente gracias a su clima. Pero lo que motiva su uso hasta la actualidad es la increíble cantidad de usos que proporciona y sus utilidades.

    Actualmente vuelve a encontrar un potencial mercado gracias a los componentes medicinales que la caracterizan. Si bien su cultivo para fibras ya no resulta muy buen negocio, son muchos los productos que contienen CBD.

    Existe un sector en la población que es consumidor de productos elaborados a base de CBD, componente denominado cannabidiol. El cáñamo es rico en este componente de CBD y puede ser tratada para crear mantequilla, aceites, entre otras cosas.

    La clave está en investigar la naturaleza de esta planta si se desea iniciar sus cultivos en una región española. Pero más importante aún, es tener conocimientos e iniciar los trámites para obtener permisos para cultivar Cáñamo industrial en España.

    Permisos para cultivar Cáñamo industrial en España

    España actúa como miembro perteneciente a la Unión Europea, la cual dio las aprobaciones para cultivar Cáñamo industrial desde 1999. Es esto que las empresas desean dedicar sus funciones a las plantaciones de esta planta debe tramitar ciertos permisos para cultivar Cáñamo industrial en España.

    Solicitar autorización

    El primer paso es cumplir con solicitar una autorización por parte de la consejería de agricultura emitida según cada municipio. Para iniciar esto lo mejor es consultar con la institución competente más cercana de la localidad.

    Adquirir semillas certificadas

    La Unión Europea otorga subvenciones que se pueden solicitar para adquirir hasta 25 variedades de semillas de cáñamo distintas. Estas varían su precio pero son accesibles si se consulta los medios certificados.

    Presentar la certificación

    Es importante mantener todas las facturas vigentes y otros análisis que demuestren que se trate de una semilla legal. Se debe presentar ante la oficina comarcal agraria de la localidad, además de la memoria de uso y su aplicación final.

    Cumplir con la memoria de uso y aplicación final de cáñamo es concerniente al destino de producción de la planta. Puede registrarse para actividad textil o como planta oleaginosa.

    El alta de la plantación

    Un proceso muy importante es dar de alta a la plantación acudiendo al registro general de la producción agrícola. Para este punto nuevamente se debe presentar la memoria de uso y su destino o aplicación final.

    Entra de nuevo la entrega de memoria de uso ya que a través de esta se pueden realizar análisis periódicos. Siempre se debe procurar que la concentración de THC no logre sobrepasar el 0,3% permitido para evitar inconvenientes.

    Informar

    Acudiendo a los distintos cuarteles de la guardia civil y seprona de la localidad, es importante mantener informados estas entidades. El ejercicio de esta práctica podrá evitar inconvenientes a futuro con las autoridades ya mencionadas.

    ¿Dónde cultivar Cáñamo industrial en España?

    La elección de la tierra es el primer factor que determinará el comienzo de un cultivo de cáñamo. Aunque se adapta a muchos tipos de tierra, existen variedades de este recurso y existen diferentes altitudes.

    El mejor tipo de tierra que se puede seleccionar es el suelo aluvial fértil, el mejor relacionado con el cáñamo. La planta logra mantener un excelente desarrollo a una altura de 1500 mts sobre el nivel del mar, soportando heladas.

    Se deben proteger los cultivos de estancamientos de agua, suelos estancados es sinónimo de que el cáñamo se volverá amarillo. En el peor de los casos detendrán su crecimiento y puede no garantizar la mejor calidad en los productos.

    Por lo que se sugiere un suelo totalmente fértil que evite los estancamientos y que no haya sido tratado con herbicida. Otra recomendación a tomar en cuenta es evitar los suelos húmedos, que solo mantenga una buena tasa de humedad.

    El protocolo ideal sugiere una cantidad de semilla igual a una cifra de 50kg por hectárea de tierra. Además, se puede tomar como referencia en España para el cultivo de cáñamo en tierras anteriormente destinadas a la cebada.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios en cuantodinero.com ¿Que son?